entre flores y mar

 
Audio source missing

“El jardín silencioso. Donde la camelia, ofrece su blancura”

Uejima Onitsura



Fotografía: Xulio Correa Corredoira

“No existe una paz comparable con la de un patio interior en un día soleado.”

Yann Martel

La Casita del Príncipe

La Casita del Príncipe es una antigua casa familiar de los años 40 convertida una parte en alojamiento con encanto para perderse en pleno corazón de la Costa da Morte, entre flores y mar. Bienvenidos a Laxe, Galicia.

Es el sitio de tu recreo, el de tu familia o el de un grupo de amigos, hasta 8 personas pueden convivir en sus alojamientos y en su jardín. Una finca bien situada, en pleno paseo marítimo de Laxe y en primera línea de playa. Cercana a Santiago de Compostela y Coruña. (50min.)


“Y de repente el mar: la rabiosa rebeldía del Atlántico henchía sus oídos”
Clarice Lispector

 


Playa de Laxe

Al pie de las casas la playa de Laxe, resguardada dentro de la ría, se caracteriza por la blancura, suavidad y brillo de su arena, cuyo origen son las partículas de mica procedentes de las antiguas minas de caolín que durante años fueron explotadas casi a pie de playa.

Se extiende a lo largo de casi dos kilómetros de extensión. Cuenta con servicios propios de una playa urbana: aparcamiento para los coches, varias duchas a lo largo del arenal, vigilancia, pasarelas, rampas de acceso para los minusválidos, paseo marítimo, cruz roja, señalización del estado del mar, establecimientos de hostelería y restauración muy próximos a la playa.

La vida está llena de pequeños detalles que nos engrandecen


“Hombre libre, siempre adorarás el mar”
Charles Baudelaire”

 


Frente “Habitación Jardín”

La pradera

“A la intemperie” por Milicia Gráfica

Cortometraje rodado entre La Playa de los Cristales y La Casita de muñecas de nuestro alojamiento con restos de naufragios encontrados en la playa de Laxe y alrededores.

Los expulsados del mar
“Deslizándose sobre las olas, los expulsados del mar toman tierra, miran a un lado y a otro, y cuando nadie los ve, bailan la danza de los olvidados y firman un contrato con el dibujante que les dará vida.”
Javier de la Rosa, Laxe 2011