entre flores y mar

entre flores y mar

"El jardín silencioso. Donde la camelia ofrece su blancura"

Uejima Onitsura

Photography, Xulio Correa Corredoira

“No existe una paz comparable con la de un patio interior en un día soleado"

Yann Martel

La Casita del Príncipe

La Casita del Príncipe es parte de una antigua casa de la familia de los años 40, que ahora ofrece alojamiento en el maravilloso entorno de sus propios jardines, justo al lado de una playa en el corazón de la Costa da Morte, en el noroeste de España. Bienvenido a Laxe, Galicia.

Este es un gran lugar para la recreación, ya sea que viaje solo, con su familia o con amigos. Sus alojamientos tienen capacidad para hasta 8 personas y goza de una ubicación privilegiada en el paseo marítimo de Laxe, con la playa a pocos metros de distancia. Laxe, por otra parte, se encuentra a 50 minutos en coche de Santiago de Compostela y La Coruña.

“Y de repente el mar: la rabiosa rebeldía del Atlántico henchía sus oídos”

Clarice Lispector

Playa de Laxe

Al pie de las casas contiguas, la playa de Laxe, resguardada dentro del estuario, es de una arena blanca, suave y brillante que se origina de las partículas de mica de las antiguas minas de caolín que fueron explotadas durante años, casi al lado del mar.

Se extiende a lo largo de casi 2 km y goza de todas las instalaciones de una playa urbana: estacionamiento para vehículos, varias duchas, socorristas, pasarelas, rampas de acceso para discapacitados, un paseo marítimo, cruz roja, banderas de advertencia de playa y bares y restaurantes en el cerca de la playa.
cormoran-y-gaviotab

La vida se hace grandiosa por una suma de pequeñas cosas.

planta-playa-ok
maderas-playa-javier-ok
rueda-en-la-barra

"Hombre libre, siempre adorarás el mar"

Charles Baudelaire

frente2

Frente habitación jardín

pradera-y-hotel

La pradera

“A la intemperie” por Milicia Gráfica

Cortometraje rodado entre La Playa de los Cristales y La Casita de muñecas de nuestro alojamiento con restos de naufragios encontrados en la playa de Laxe y alrededores.

“Deslizándose sobre las olas, los expulsados del mar toman tierra, miran a un lado y a otro, y cuando nadie los ve, bailan la danza de los olvidados y firman un contrato con el dibujante que les dará vida.”

Javier de la Rosa, Laxe 2011